Creación de un aula de informática para una mejor integración laboral.

Nepal es el segundo país más pobre de Asia y es, juntamente con la India y Bután, una de les tierras de acogida de la comunidad tibetana en exilio desde 1959.

 

La escuela de Mount Kailash en Tashi Palkhiel, uno de los primeros campos de refugiados tibetanos en Nepal, situado al pie de la majestuosa cordillera del Annapurna, cerca de Pokara, fue creada en 1963. Cuenta con 223 alumnos de primaria hasta el grado X. El 75% vive en el mismo campo mientras el otro 25% son internos ya que vienen de remotas y alejadas áreas del Himalaya. La informática se extiende cada día más en Nepal y su dominio es cada vez más buscado, pero en pocos sitios la enseñan. En 2002, la escuela recibió una donación de 4 ordenadores.

Hasta 2004, solo los alumnos de los grados IX y X podían beneficiarse de una formación básica. La cooperación de MHF con la Escuela Mount Kailash se basó en la aportación de ayuda económica para la construcción de un edificio de una planta para crear un laboratorio científico y un aula destinados a la enseñanza de la informática, con un total de 24 ordenadores. Esto permitió la formación de profesores para que 100 alumnos por año tuviesen la posibilidad de iniciarse desde el grado VI hasta el X, y dar cursos de perfeccionamiento a los estudiantes más interesados.

A medio plazo, esta formación ha ayudado a la ya de por sí difícil integración de jóvenes tibetanos en el mundo laboral nepalí. El edificio se realizó según la tradición arquitectónica local, y las 30 familias de los obreros nativos se vieron beneficiadas por la oferta de trabajo. Todos los materiales, tanto de construcción como de mobiliario y ordenadores, fueron comprados in situ, favoreciendo así las empresas locales y reduciendo considerablemente los gastos del proyecto.

El coste de este proyecto fue de 20.000.-€, de los cuales MHF aportó 5.000.-€. La obra se llevó a cabo de marzo a mayo de 2004 y fue supervisada por Maylis Chevalier, iniciadora del proyecto, y por Lobsang Phelgye, director de la escuela.